Oct 12, 2012

Celebrando con Martín Valverde: Mi versión

Fotografías: Adriana Vargas y Elia Navarro

 

12 de octubre, 2012

Por Adriana Vargas

Ayer antes de ir al concierto de celebracón de los 30 años de carrera de Martín Valverde, imaginaba como iba a ser la cobertura de este y en dónde me posicionarían para tomar las fotografías. Al llegar al Auditorio Nacional, lugar del evento, me dijeron que por falta de acreditaciones nos regalarían dos entradas. En ese momento, iba en compañía de mi mamá, quién también nos colabora con las fotografías. Ambas decidimos acomodarnos para empezar nuestra travesía, pero nos dijeron que no nos podríamos mover de esos asientos, ya que se grabaría el DVD de Martín y la prensa no podría estar adelante.


Minutos más tarde, decidí ir a recorrer el lugar y me topé con unos señores muy amables que me comentaron que estaban vendiendo literatura religiosa. Luego, me topé a un par de amigos muy queridos de mi parroquia y a dos señoras muy pura vida, Doña Eulalia Jiménez de 85 años y Doña Marta Madrigal de 66. Ellas me comentaron que venían desde Curridabat y que son fans de Martín Valverde. Además, que compraron sus entradas desde hace quince días y que les encantan las canciones “No se han ido del todo” y Nadie te ama como yo”. Después de hablar con ellas, decidí volver a mi asiento.


Al sentarme, el concierto inició con músicos muy talentosos, pero la salida de Martín al escenario me puso a reflexionar. Él empezó a hablarnos con tanta confianza que en ese momento pensé en la formalidad con la que pensaba escribir este artículo y decidí que lo haría diferente. Por esa razón, también quiero comentarles esta hermosa experiencia con mi versión.


Tin, como le gusta al cantante nacional que le llamen, inició con la Patriótica Costarricense y dijo que todo buen Cristiano debe amar a su país. También, sacó la bandera tricolor y se cobijó con ella como símbolo de amor a Costa Rica. Del mismo modo, su concierto estuvo basado bajo el lema del amor. Martín nos cautivó con canciones reconocidas como “Con y por amor” y “Paradoja”. Además, otros de sus amigos y colegas nacionales e internacionales compartieron escenario con él e interpretaron canciones como “El milagro” y “El diario de María”. Por otra parte, la combinación perfecta se dio con los comentarios de Martín y una oración que causó emotividad en muchos.


Como excelente cierre, Tin cantó “Nadie te ama como yo” y en el público tuvimos la oportunidad de compartir abrazos entre todos y cantarle a Dios. Después de una canción más, Tin se retiró, pero todos en el público le aclamamos para que volviera y finalmente nos complació con “Ten calma”.


La noche fue excelente. Una noche llena de alabanza y amor para Dios y para con nosotros de su parte.


De este modo, concluyo mi narración y le deseo a Martín Valverde los mejores deseos en su exitosa carrera. ¡Gracias por regalarnos tu música, hermano en la fe!

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario