Jan 9, 2013

Indígenas demandan respuesta del gobierno

9 de enero 2013

Los indígenas del Territorio Bribri de Salitre, ubicado en el Cantón de Buenos, Provincia de Puntarenas, y Territorio Maleku de Guatuso, del Cantón del mismo nombre, provincia de Alajuela, están iniciando un proceso de recuperación de sus tierras. Los indígenas del país están apoyando el proceso, porque sus procedimientos que se utilizan están basados en el derecho indígena y la legislación nacional e internacional.

En los últimos siete meses, entre ambos territorios se han recuperado aproximadamente ciento sesenta hectáreas de tierra indígena. La iniciativa fue tomada por las propias comunidades indígenas, después de muchos años de gestión y espera, para que el gobierno aplicara la Ley Indígena, emitida el año 1977, y les devolviera las tierras que les fueron usurpadas por diferentes medios, por personas no indígenas, sin que esto haya sucedido, salvo en casos muy escasos.

 Los no indígenas del Cantón de Buenos Aires, se han  organizado, y desde entonces se vienen dando una serie de hechos violentos contra los indígenas, a mediados de setiembre del 2012, personas desconocidas utilizando armas de fuego atentaron contra la vida del líder Sergio Rojas Ortiz, Presidente de la Asociación de Desarrollo Indígena (ADI) y Delegado al Proyecto de Ley de Desarrollo Autónomo de los Pueblos Indígenas; el segundo hecho que se llevó a cabo a finales de setiembre, fue la invasión de un terreno recuperado en la comunidad de Cebror, donde construyeron una cerca, golpearon a indígenas y los mantuvieron bajo amenazas con disparos de armas de fuego, y lanzamiento de piedras y palos. Por orden de un juez penal de Buenos Aires, los invasores fueron expulsados el dos de octubre, por la fuerza pública en presencia del viceministro de Seguridad Publica y del Defensor Adjunto de los Habitantes.

El Territorio de Salitre y el Gobierno de la República, con fecha dos de octubre, suscribieron un acuerdo de una tregua por un mes, en el sentido de que los indígenas, entre el dos de octubre y dos de noviembre, no realizarían ningún trámite o acción para la recuperación de tierras, y por su parte, el gobierno apoyaría un proceso para la elaboración de un plan de ordenamiento territorial indígena, que incluyera rectificación de límites, sistemas de distribución y mecanismos de recuperación. Los indígenas cumplieron el acuerdo, pero el gobierno no dio ninguna señal de su voluntad para cumplir con el compromiso que había asumido, y más bien pretendió darle largas al asunto, solicitando una prórroga de dos meses que vencerían el dos de enero de 2013, prorroga que los indígenas decidieron no conceder.

Ante el incumplimiento gubernamental, los indígenas de Salitre, retomaron los procedimientos de recuperación de tierras, y el 03 de enero 2013, recuperaron otra finca de treinta hectáreas, en la comunidad de Río Azul, y la entregaron a familias indígenas sin tierra. Dos días después, un grupo organizado de no indígenas a media noche y con armas de fuego y punzocortantes, llegaron a la finca y agredieron a las familias indígenas, causando heridas a tres de sus miembros, lo que amerito su traslado al hospital y uno de ellos aún permanece internado. Los no indígenas están concentrados en casas ubicadas en comunidades de Salitre, donde residen no indígenas, y mantienen amenazas sobre las familias que ocupan la finca recuperada.

El líder indígena maleku Eliecer Velas Álvarez, Delegado al Proyecto de Ley de Desarrollo Autónomo de los Pueblos Indígenas, declaró que, los indígenas han acudido al gobierno, con demandas y propuestas para que se atienda su situación, se les presten los servicios básicos conforme a su cultura, se intervenga en el grave problemas de las tierras, y las respuestas que reciben solamente son promesas electoreras, que un ejemplo del abandono de los indígenas por parte del estado es que, desde hace dieciocho años, los indígenas propusieron y están pidiendo la aprobación de la ley de autonomía, sin que la aprobación sea una realidad hasta el día de hoy. Que estas razones, más el respaldo que les dan las leyes, los han llevado a organizarse y comenzar la recuperación de fincas que en forma ilegal están en manos de no indígena, en el Territorio de Guatuso, el 10 de diciembre pasado, recuperaron una finca de 45 hectáreas, ubicada en la comunidad de Palenque Margarita, y las familias indígenas que hoy son las poseedoras, han comenzado a trabajarla, y en menos de un mes, han sembrado 1.500 arbolitos de especies nativas, tienen un vivero forestal con especies autóctonas, están sembrando frijol, maíz, yuca y plátano, con la finalidad de protegerse del cambio climático y gozar de su soberanía alimentaria. Además, colectivamente, con algunos materiales que logran obtener  están construyendo las “casas” de cada familia.

Sigue manifestando el líder Eliecer Velas, que la persona que poseía la finca que recuperaron, ha acudido a todas las autoridades e instancias gubernamentales que le ha sido posible en Guatuso, en la región norte y en San José, para presentar una demanda y volver a ocupar la tierra indígena, pero en todos los lugares le han informado que no tiene derecho a esa tierra, por haber ingresado al territorio después de que se decretara la Ley Indígena.

Líderes del movimiento indígena costarricense, expresaron que, la agenda que presentaron al gobierno de la república, el mes de mayo del año pasado, contiene cuatro puntos,

  • Aprobación del Proyecto de Ley de Desarrollo Autónomo de los Pueblos Indígenas
  • Seguridad territorial: Recuperación de la tierra, territorio y recursos naturales y de la biodiversidad
  • Consensuar un plan nacional de desarrollo para Pueblos Indígenas
  • Consensuar políticas públicas y programas específicos para Pueblos Indígenas

Siguen diciendo los indígenas, que respaldan la iniciativa de los territorios de la recuperación de las tierras, ya que está basada en el derecho propio, y las leyes nacionales e internacionales en materia de derechos humanos y derechos indígenas. Y finalizan destacando que, es una necesidad urgente y un imperativo que el gobierno responda inmediata a la propuesta indígena, y de esta manera iniciar un proceso de superar la ingobernabilidad que se vive en los territorios y que fue causada por el mismo estado nacional.

En un encuentro nacional indígena, celebrado a finales de octubre 2012, dirigentes y líderes de Asociaciones de Desarrollo Integral Indígena (ADIs), Organizaciones Indígenas de: Mayores, Mujeres, Estudiantes Universitarios, Gestores Locales, Turismo Comunitario, Agrícolas y Ambientales, Medios de Comunicación, Regionales y Nacionales, de los ocho pueblos indígenas del país, exteriorizaron que los procesos iniciados en Salitre y Guatuso, son el sentir en todos los territorios, afirmaron su apoyo solidario al proceso, y por consenso lanzaron una excitativa al gobierno de la república, para que de una vez por todas, asuma su responsabilidad, tome inmediatamente cartas en el asunto y atienda la problemática indígena, desde la visión indígena, y cumpla con las leyes nacionales y las declaraciones y convenios internacionales sobre derechos humanos y derechos indígenas, que ha firmado.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario