Apr 2, 2013

Racismo en Estadios Ticos

 

2 Abri. de 2013

Fuente: Carepicha Blog

“Si no cesan los insultos racistas, el partido será suspendido”. La voz del locutor resonó por todo el estadio. Cada vez que un defensor rival se acercaba a la banda, algunos aficionados del Cartaginés le gritaban “negro esclavo” y proferían otros insultos peores.” vía nación

El racismo debería ser un problema del pasado en nuestro país, pero lastimosamente no lo es y todavía tenemos que tolerar este tipo de comportamientos de individuos que discriminan a otros por su raza, sin darse cuenta que ellos mismos serían discriminados en otros países por su origen hispano.

En lo personal me enoja bastante este tipo de actitudes, porque es algo que experimenté  en Colorado hace doce años,cuando fui a trabajar  con el programa de Work & Travel para universitarios, y como cajero en Mc Donald’s en más de una ocasión al atender a un “blanquillo” se les notaba el odio, tanto así que ni siquiera podían verlo directamente a los ojos a uno, aunque si pedían las cosas golpeado.

Mientras unos acá gritan “negros”, en Estados nos tratan como “pinche latinos” o en España como “Sudacas“,  así que no veo la menor lógica a sus expresiones. Yo creo firmemente en la igualdad de todos los seres humanos, sin distinción de etnia o raza,  tanto en capacidad como en derechos, pero sinceramente dudo de la capacidad intelectual de un racista, por el mero hecho de ser racista.

Un ser humano que profese la superioridad de una raza o etnia sobre otra, es una de dos, un completo imbécil inseguro que utiliza el racismo para sentirse bien consigo mismo, o un lider maquiavélico que busca manipular a personas débiles de mente .

Lastimosamente el fútbol está plagado de imbéciles que se transforman cuando llegan a un estadio y le gritan cuanta cosa puedan al adversario o al arbitro, sin ninguna clase de limites. Hasta en las ofensas deben existir límites, y no digo que esté bien decir que la mamá de algún jugador o el arbitro es una “puta”, porque lo he hecho más de una vez, es lo menos malo, pero el racismo debe ser inadmisible tanto en un estadio como en cualquier rincón de nuestro país.

A mi me parece que los insultos racistas deberían ser castigados con una multa muy alta o trabajo comunitario, en conjunto con la asistencia a cursos donde se les enseñe sobre historia y ética, todo relacionado a lo nocivo que ha resultado, para la humanidad, la discriminación.

Los Clubs Deportivos están obligados moralmente a tomar cartas en el asunto y expulsar a cualquier aficionado que incurra en estas conductas.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario