Apr 16, 2013

¿Cuánto más tenemos que aguantar? Carreteras sí, Chorizo No

16 Abril de 2013

Fuente: Carepicha Blog

carretera si concesion no medium ¿Cuánto más tenemos que aguantar? Carreteras sí, Chorizo No

Si hay algo en nuestro país que está mal es el estado de nuestras calles, la verdad dan mucha pena, y una posible solución no se ve en el horizonte, lo que es preocupante porque lo único que parece estar en los planes de los políticos es dar en concesión las carreteras y que a los ciudadanos se los cojan las empresas privadas favorecidas.

En lo personal, sí estoy en contra del modelo de concesión, no sólo porque se presta para más chorizos, sino porque para mi cobra más sentido que sea el mismo Estado quien haga las obras y financie más obras por medio de peajes.

Yo soy un limpio, pero siempre me ha molestado que los peajes de carreteras manejadas por el Estado sean tan re-baratos, ya que con esos montos no debe alcanzar para mucho, por lo cual seguiremos con calles de tercer mundo. Yo prefiero que un peaje pase de ¢100 a  ¢500, y que esos  ¢400 de diferencia se utilicen directamente en mejorar las carreteras (Con la mejora en la fiscalización de esos fondos).

Lo que me daba más cólera es que no podía ser el único al que se le hubiese ocurrido esto, es algo demasiado sencillo, pero creo que a los políticos no les sirve esto, ya que si se crea un modelo donde no es necesaria la concesión, se acaba el negocio de esas empresas, con todo lo que eso representa para los intereses de los políticos de turno.

Y para mi todo cobró sentido cuando los dirigentes de “Carretera sí, Concesión no” explicaban que a vía peajes, podíamos financiar las obras, y ellos deben estar seguros que tampoco son genios por pensarlo, es algo lógico, así como lo es también que hay alguien beneficiandose con el mal estado de nuestras carreteras.  Todo para justificar el robo descarado que se le pretende hacer al pueblo vía concesión.

Para ser completamente sincero, cada vez que paso por la carretera a Caldera me duele la bolsa demasiado, ya que le regalo mi dinero a una empresa privada cuando podría utilizarlo el mismo Estado, pero de alguna forma esto compensado por la eficiencia y el buen estado de la misma. Pero estos maes en la carretera a San Ramón piensan cobrar más del doble de lo que cobra Autopistas del Sol, en un contrato con olor a chorizo que debe ser detenido lo antes posible.

Para mi es descarado e increíble que el Ministro Castro haya sido consultor de OAS y todavía siga en su cargo. No porque sea anti-ético haber sido consultor, aunque sí lo es permanecer en el cargo haciendo defensa de la concesión, lo que desde afuera se ve como una clara continuación de la consultoría a OAS. Así que “estimado” Ministro, si no quiere que le digan choricero: ¡RENUNCIE!

¿Cuánto más tenemos que aguantar? ¿Por qué el gobierno no nos ahorra la molestia y detiene este contrato de inmediato?

¿Será que quieren ver de lo que es capaz un pueblo unido en lucha por una misma causa? 

-

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario