Oct 29, 2015

La “Guerra De Las Galaxias” Llegó Al INA

Fuente: Nacion

Por Freddy Pacheco León

La auditoría interna del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) detectó que la institución invirtió mal ¢416 millones en el financiamiento del proyecto de construcción del Centro de Alta Tecnología Aeronáutica y Aeroespacial (Cateaa).

En un informe entregado a la junta directiva del INA el 28 de mayo de 2013, según consta en actas de las cuales  La Nación tiene copia, la auditoría concluyó que el caso podría considerarse un DESPILFARRO de recursos públicos porque la inversión se hizo siguiendo en fundamentos técnicos y jurídicos que NUNCA existieron.

Este diario intentó en al menos cuatro ocasiones obtener el criterio del actual presidente ejecutivo del INA, Mínor Rodríguez, sobre el proceso de investigación y sobre el proyecto Cateaa; pero, mediante un asesor de su despacho, comunicó que NO se referiría al tema.

Ante esa negativa,  La Nación pidió una entrevista al secretario técnico de la junta directiva, Bernardo Benavides, quien TAMPOCO aceptó brindar declaraciones.

Por último, se contactó por correo electrónico a los directivos Jorge Muñoz y Carlos Lizama. El primero se amparó en el debido proceso para no brindar declaraciones, mientras que Lizama dijo que hablaría sobre las irregularidades en Cateaa a la vuelta de un viaje al exterior.

Carencias.  Cateea se empezó a plantear en 2009 como un centro de formación para técnicos en alta tecnología que servirían posteriormente a empresas de ramas como la aeronáutica, la aeroespacial y la industria de dispositivos médicos.

No obstante, en su último de tres informes, la auditoría del INA señaló que la entidad NO contaba con ningún estudio jurídico ni técnico que diera fundamento al plan y a las inversiones para desarrollarlo.

Entre los estudios ausentes estuvo el de prospección, para determinar si existía o no un mercado laboral que absorbiera a los graduados en alta tecnología.

Tampoco hubo justificaciones técnicas que sustentaran la decisión de COMPRAR un lote en Guanacaste, con un valor de ¢ 280 millones, para instalar el Cateaa.

Pese a esas carencias, el 20 de agosto de 2009, según el acuerdo N° 096-2009-JD, la directiva en pleno aprobó la compra de la propiedad en el  campus La Flor, de la universidad Earth, en Liberia.

A ese gasto, según consta en el informe auditor, se suman ¢ 130 millones en DISEÑOS y planos del edificio del Cateaa, y unos ¢ 6 millones EN VIAJES de funcionarios del INA a centros similares en Estados Unidos y México.

Mientras eso ocurría, la auditoría encontró “innumerables” informes de funcionarios técnicos del INA que advertían sobre la ausencia de estudios necesarios antes de hacer las inversiones.

Esos señalamientos presuntamente fueron ignorados por la presidencia ejecutiva en el 2011.

  • Quien ocupó el cargo en esa época, OLMAN SEGURA, dijo ayer que no podía referirse al tema pues se encontraba a punto de abordar un avión.
  • Dadas las irregularidades, el proyecto Cateaa quedó en suspenso desde mediados de 2013 por decisión de la directiva del INA.

ASÍ SE INFORMABA EN EL 2012:
Fuente: http://wvw.elfinancierocr.com/ef_archivo/2012/junio/03/tecnologia3181732.html

  • El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) ya dio los primeros pasos para la formación de los supertécnicos, es decir, individuos con capacidades para trabajar en firmas de alta tecnología y cuya paga es alta.
  • Se trata del Centro de Alta Tecnología en Energía, Aeronáutica y Aeroespacial (Cateaa) que –se espera– abrirá sus puertas en Liberia, Guanacaste, ANTES que finalice el 2013.
  • No obstante, el INA ya empezó la formación de este recurso humano en el área de energías renovables, de la mano de uno de los socios estratégicos: la Universidad Earth.

“Se ha adelantado algo del programa. La formación se completará cuando el centro esté formalmente funcionando”, explicó Carlos Murillo, director de la Universidad Earth La Flor.

La creación de Cateaa también cuenta con el apoyo de la Estrategia de Siglo XXI y la compañía Ad Astra Rocket, del astronauta Franklin Chang.

Según comentó Olman Segura, presidente ejecutivo del INA, ya se tiene los programas de estudio, la propuesta técnica y una versión preliminar de diseño del centro.

“Son 4.000 metros cuadrados, en una primera etapa, donde se construirá un hangar, dos áreas de talleres y aulas alrededor”, explicó Segura, quien añadió que el diseño preliminar está listo y esperan sacar a licitación planos del diseño en este mes.

El funcionario añadió que la construcción de las instalaciones tardaría unos ocho meses. La meta es iniciar operaciones antes de finalizar el próximo año. (ANTES DEL 2013)

En la actualidad, se está en proceso de firma de acuerdos para capacitar a 14 de los 28 profesores que se necesitarán para impartir las clases.

Ellos se capacitarán en el Southwest Research Institute, en Texas, y Tallahassee Advanced Manufacturing Training Center, en Florida, ambos en EE. UU. Especialistas de estos centros vendrán al país a dar clases.

“También estamos promoviendo acuerdos con el Instituto Tecnológico de Costa Rica y la misma Earth”, explicó el presidente de ejecutivo del INA.

Estos técnicos especializados requerirán unos tres años de capacitación y combinarán la formación científica con el modelo “aprender haciendo”.

La primera etapa de construcción del edificio implicará una inversión de ¢2.500 MILLONES. Adicionalmente, el INA destinará ¢1.000 MILLONES en la compra de equipo especializado. “Hemos separado del presupuesto estos recursos, porque consideramos que es una prioridad. Esto no termina con la construcción. Estamos entrando en áreas de crecimiento futuro importante para el país, según los estudios de prospección de mercado”, señaló Segura.

“En este momento, hay unas 100 empresas que están construyendo partes para la industria aeronáutica y aeroespacial en el país. Un 60% de ellas ya tienen asistencia del INA”, añadió.

Para FRANKLIN CHANG, el proyecto abre una oportunidad al país para crear un cluster de alta tecnología en la zona de Liberia, que aproveche la capacidad del recurso humano tico y condiciones como la cercanía del Aeropuerto Internacional Daniel Oduber.












 

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario