May 14, 2016

Johnny araya y la venta del cementerio calvo: ¡sigue petra con calentura!

Cc - llantas, lastre y charral_large

Por Freddy Pacheco

Pasaron a comisión la propuesta de johnny, pese a que pretendió sorprender a los nuevos regidores con algo que casi solo él maneja. Habla de la construcción de un supuesto "centro tecnológico". Otros hablan de una "terminal de buses".

Pretextos van a sobrar, y está repitiendo que se trata de "un terreno contiguo que no es parte del cementerio". Si lograra desafectarlo, él sueña con la venta (ya aprobada por un dócil concejo municipal) de esa gran parte del camposanto a un fideicomiso (antes era con el bcr) para un proyecto urbanístico de caras torres de apartamentos.

El cementerio, rodeado completamente por una tapia de cemento, ha sido usado enteramente, por más de un siglo, como tal. Hace unos años johnny ordenó que no se enterrara a nadie más en la parte que sueña vender y urbanizar. Luego de unos 5 años, ordenó derribar todas las lápidas, cruces, floreros, para luego sacarlas de esa parte. Además, ordenó no cortar más el césped para que se encharralara y mandó a construir una tapia de cemento armado separando la parte encharralada del cementerio, de la sección que ha seguido usándose y cuidándose. En una oportunidad, lo usó como botadero de llantas viejas… ¡johnny es un caso patético!

Ahora bien, como los señores magistrados no tuvieron duda alguna de que ambas partes forman una unidad, le ordenaron quitar la tapia y restaurar la sección del cementerio destrozada. Sin olvidar, por supuesto, que con solo haber enterrado un difunto por mes, por 100 años, habrían sido ahí enterradas al menos 1.000 personas. De hecho, en setiembre del 2011, johnny mandó un sábado, una retroexcavadora a hacer unos huecos, con la intención de demostrar que no habían restos humanos en el subsuelo. Pues resultó que en solo media docena de excavaciones, completamente al azar en el terreno encharralado, exhumaron 4 cadáveres. Todo esto testimoniado y en el expediente amplio que desarrollara la defensoría de los habitantes.

En síntesis, el cementerio calvo, ha sido y es el lugar de descanso de miles de habitantes pobres (en su gran mayoría) que merecen el respeto que les están negando.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario