Aug 25, 2010

POR QUE ME OPONGO A LA PRESENCIA MILITAR EN COSTA RICA

Por Johnny Schmidt

Antes que decirles mis motivos, voy a contarles brevemente algunos antecedentes. He estado en los Estados Unidos varias veces, incluso he trabajado ahí por un corto período. Tengo gran parte de mi familia viviendo en ese país del Norte y alguna vez fue mi sueño trasladarme y hacer mi vida allá.

 No tengo absolutamente nada en contra de su gente, la cual no es tan distinta a nosotros y creo que en términos generales, Estados Unidos es un gran país.

 Cuando leí por primera vez la noticia sobre el permiso que la Asamblea Legislativa había aprobado y vi lo desproporcionado y el tipo de naves que a partir de ahora tendrían permiso para ingresar libremente a nuestro país, algo en mi mente me hizo “click” y me dije, algo no está bien.

 A raíz de eso y notando un silencio de la prensa al respecto,  aprovechando una enfermedad que me ha tenido alejado del trabajo habitual, inicié una investigación por mi cuenta para descubrir que podía haber detrás de eso, que desde mi óptica y entender, no estaba acorde con la dimensión de nuestro país y de nuestro problema con el narcotráfico.

 Es así cómo me metí a entender “algo” de geopolítica, y poco a poco me adentré en el tema, retrocedí en la historia 50 años, después 100 y llegué hasta donde pude llegar para entender algunas cosas que hoy quiero compartirles.  El primer punto importante de entender, es que durante nuestras vidas, hemos sido manipulados en nuestra opinión de las cosas, algunas personas más que otras claro y esto lo han hecho controlando la información que recibimos.

 Eso me explicó por qué la realidad que estaba recién descubriendo, no era del conocimiento popular, aunque paralelamente descubrí que hay cientos o miles de personas hablando ya de todo lo que yo apenas empezaba a entender, tanto aquí en Costa Rica como en el resto del mundo. Eso me iluminó y me motivó a seguir adentrándome en todo el tema, que en el algún momento alguien a quien aprecio mucho me dijo que estaba disparando por todo lado, pero es porque cada tema está íntimamente relacionado con los otros.

 Es necesario entender que desde siempre a prevalecido en el ser humano el deseo de conquista, el deseo de poder y el deseo de poseer, y es lo que ha motivado desde hace muchas décadas a un grupo de personas en el mundo a hacer lo que hacen. Este grupo que por muchos años fue secreto pero que ya no lo es, se llama Club Bilderberg o algunos lo nombran como La Hermandad. Necesariamente hay que nombrarlo porque es de sus reuniones anuales donde salen las políticas internas y externas del gobierno de los EE.UU.

 En éstas reuniones que asisten cerca de 120 personas anualmente, pero que su núcleo de poder lo conforman unas 40, se deciden guerras, invasiones, movimientos militares, precio del petróleo, crisis financieras, se eligen presidentes, e incluso ahí se han decidido muertes de personas que les llegan a estorbar, etc.

 A cualquiera de nosotros esto nos pudiera parecer fantasía o ficción, puesto que conocemos un mundo distinto, no tan perverso como suena eso de Bilderberg, pero que han logrado mantenernos en la total ignorancia por el control que han tenido de la información. En ese sentido, quiero contarles sobre algunos de los grandes aliados a éste grupo. GRUPO PRISA, el consorcio español de la información, con más de 1200 emisoras de radio en el mundo de habla hispana, periódicos y revistas, editoriales y Santillana que es una de sus ramales, es decir que ese control inicia desde que estamos en edad escolar con los libros de texto que se utilizan. Otro es The Washington Post Company, BBC, y un montón más de medios y agencias de noticias a nivel mundial, que es de donde se basan nuestros periodistas para sus notas.

 En esa búsqueda de la verdad, me enteré que Rusia ha tenido acercamientos importantísimos comerciales con Nicaragua, y se habla de la posibilidad de que Rusia financie un nuevo canal Interoceánico en el vecino país del Norte. Si a eso le sumamos los acontecimientos que se daban entre Colombia y Venezuela, y además profundizando en el verdadero papel que ha jugado EE.UU. y la CIA  en lo que a narcotráfico se refiere, todo me indicaba que no venían a ayudarnos en la “guerra al narco”.

 A partir de ahí, inicié una serie de cuestionamientos directos a la señora presidenta sin obtener respuesta alguna, lo hice con los medios, sin obtener tampoco alguna respuesta, lo que sólo incrementó mi desconfianza y temor en éste asunto. Además, se han violado varios capítulos de nuestra constitución en esa autorización, se le está dando una bofetada a lo que lograron dos expresidentes de La República con la abolición del ejército y la declaratoria de neutralidad, se está violentando el derecho de los ticos a vivir en un país de paz… ¿cómo no oponerme?

 Y es que la ayuda humanitaria, la ayuda de patrullaje conjunto, la capacitación de nuestra policía, todo es bien recibido, sin importar si viene de EE.UU., de China o de Rusia, siempre y cuando sea eso, ayudas. Pero utilizar un convenio existente que claramente especificaba que no podían ser naves militares y “vernos la cara de majes” a todos los ticos, eso no lo podemos aceptar. Es más que evidente que su verdadero interés es otro y que por supuesto doña Laura sabe y no a querido decirlo.

 Cualquier costarricense, que se precie de serlo, jamás puede estar de acuerdo con semejante atropello a nuestra democracia y a nuestra soberanía, puesto que nos hemos enorgullecido por más de sesenta años de ser de los pocos países que ha logrado vivir en paz sin tener que utilizar un ejército para ello, como para que hoy tengamos en nuestro cielo, nuestro mar y nuestra tierra uno que ni siquiera es nuestro.

 Quienes han expresado que prefieren militares que narcos y sicarios, yo les pregunto ¿quién les a dicho que por estar aquí los militares, los narcos y sicarios se desaparecerán? 

 Pueden ponerme el adjetivo que quieran, pueden creer lo que quieran creer, pero hoy me siento orgulloso de mi actitud de defender mi país y seguiré día a día, no con un fusil al hombro pero si con toda mis capacidades, tratando de hacer conciencia nacional e internacional, de que no es correcto ni la presencia militar, ni el accionar de éste gobierno, ni tampoco la complicidad que a tenido la prensa en todo esto por NO informar oportunamente a la ciudadanía.

 

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario