Sep 4, 2010

Legalizar a las drogas para que las administre el Estado (poema en copla)

Álvaro Cordero

Legalizar a las drogas para que las administre el Estado: ¡Muy buena idea para que don gobierno y ciertos narcopolíticos tengan menos competencia!

¿Qué pensamos los anarquistas?

 

Preciso es para un gobierno,

Para exaltar su presencia,

Castigar la delincuencia;

Y al hombre desinformado,

Le hace creer el Estado,

Que lucha por la decencia.

 

Pero siempre las preguntas,

De lo que es la delincuencia

Y sus formas de violencia,

Preocupan al criminal,

A la víctima del mal,

Y sobre todo a la ciencia.

 

El criminólogo sabe

Que no hay respuesta absoluta;

Y el sociólogo disfruta

Del “castigo merecido”,

Creyendo haber corregido

A la conducta “corrupta”.

 

La legislación se ensancha,

Los delitos se alborotan;

Las prisiones se abarrotan;

Los abogados defienden

Lo que no creen ni sienten;

¡Y las paciencias se agotan!

 

Es un cuadro tenebroso;

Última escala de Dante,

En un mundo repugnante,

Que beneficia a los medios,

Traficando con gobiernos

La noticia impresionante.

 

Los filósofos presumen

Teorizando en el problema,

Pero fuera de la escena;

Y saben que no hay remedio,

Mientras esté de por medio

El poder y el mismo esquema.

 

Y la única respuesta,

Confirmada por la Historia,

En forma clara y notoria;

Es que fabrica el sistema

El delito y el problema;

¡Y lo saben de memoria!

 

Ningún verdugo ni cárcel;

Ni aislamiento ni castigo;

Ni sistema represivo

Con indultos y clemencia,

Frenarán la delincuencia

En este esquema podrido.

 

Un caótico sistema,

Y un orden social demente,

Son el mejor aliciente

Del camino a la adicción,

Y de toda maldición

Que recorre el continente.

 

La delincuencia Total,

A las drogas hoy unida,

Y en industria convertida

Del político y del narco,

Con el Estado por marco,

¡Es una forma de vida!

 

Narcos, políticos y Estado;

Los tres interdependientes,

Amigos, socios y clientes:

Alguno quitar  de los tres,

Hará que caigan después

Los dos que queden pendientes.

 

Eliminar a los narcos

Es un sueño inconcebible;

Una jornada imposible;

Y es la que ha seguido el mundo

Con un fracaso rotundo;

Y es del todo inasequible.

 

Solo quitando al Estado,

O al político de en medio,

Pudiera tener remedio

Romper ese triangulito

De la droga y del delito,

Y el negocio del gobierno.

 

Pero todo esto requiere

De una gran revolución,

¡No de otra roboilusión!

Ni República tercera:

¡Esta sociedad entera

Necesita un socollón!

  

En nuestra entera sociedad;

Su falta de cohesión;

Su desorganización;

Y reparto del producto…

¡A los pueblos un insulto!

Generan la humillación…

 

…Y ésta genera el camino

Que lleva a la población

A la desesperación…

Luego el consumo inaudito

Propicia todo delito

Y a su vez drogadicción.

 

Legalizar a las drogas,

Con el Estado por tutor,

Es caer en algo peor:

¡Políticos traficando,

Además de estar robando,

No es ninguna idea mejor!

 

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario