Sep 15, 2010

Veinte coplas a los derechos naturales eternos y escenciales

De “Costa Rica en Mil Coplas” Álvaro Cordero Iannarella

 

1

Aunque buenos abogados

Discrepen nuestra opinión,

Daremos definición

De Derechos Naturales,

Fundamentos esenciales

De la vida en relación.

2

Son derechos que no están

En libros o en tratados,

Ni fueron codificados.

Se ponen en evidencia

Al recobrar su conciencia

El hombre subordinado.

3

Porque son muy personales,

Algunos los han violado

Y otros los han ignorado;

Pero el más abusador

Es el Estado opresor,

Que siempre los ha burlado.

4

Ni siquiera otros derechos

Limitan los naturales,

Cuyas fuentes esenciales

Están en la tolerancia;

Y también en la conciencia

De los seres racionales.

5

Su Razón y fundamento,

Al margen del idealismo,

Es ser dueño de sí mismo;

Las libertades de acción

Y derechos de expresión

Integran su dinamismo.

6

Libertad de acción significa,

Actuar según nuestro juicio,

Con la voluntad sin vicio,

Apuntando a la razón;

Y cuidando que la acción

A otros no cause perjuicio.

7

En la Historia del Derecho,

De la Ley y del Estado,

Han siempre predominado

Las injusticias sociales;

En “Marcos de oro legales”

Que las han justificado.

8

Son derechos permitidos

Cuando hay plena libertad;

Estimulan la voluntad

Para alcanzar objetivos;

Y también son efectivos

¡Porque dan felicidad!

9

Son derechos naturales,

Que aun con la decisión

De mayorías en votación,

No deben enajenarse,

Cederse ni traspasarse,

Y no tienen prescripción.

10

De minorías aunque fueren,

Deben siempre estar presentes;

Pues muchos inteligentes

No están con la mayoría;

¡Y muy injusto sería

Considerarlos ausentes!

11

Y no pueden ser tampoco,

Objeto de transacciones;

Existen buenas razones

Para que bien se custodien;

Aunque algunos los odien,

Y despierten emociones.

12

No importa que una causa

Parezca justa y moral;

Si un derecho natural

Maltrata de una persona;

Y esto bien se razona,

¡Será injusta e inmoral!

13

De su cuerpo y de su mente,

Con libertad y placer

Todos pueden disponer.

El estado soberano

No debe meter la mano

En las tendencias del ser.

14

En busca de felicidad,

Cada quien sabrá escoger;

Y nadie se debe meter

En la forma de su vida;

Aunque opinión dividida

Le pudiera merecer.

15

Nadie debe intervenir,

Y no puede ser inmoral,

Asunto alguno individual,

Cuando sin fuerza ni engaño,

A nadie más le hace daño

Material o espiritual.

16

Y los frutos del trabajo

Que no ha sido doloso,

Ni son producto tramposo;

Debe siempre disfrutarlos,

Quien ha sabido ganarlos

¡Y no el Estado ambicioso!

17

Tan solo esclavos trabajan

En amarga humillación,

Sin tener disposición

Del fruto de su labor.

Perder su sangre y honor

Es su cruel retribución.

18

Tengamos siempre presente,

Al margen de todo civismo:

Cada hombre por sí mismo

Es un fin en su existencia;

No medio de subsistencia

Para los fines de otros.

19

La búsqueda incansable

De su interés racional

Es su método esencial

Para hallar felicidad;

Y es, en toda adversidad,

Su designio espiritual.

20

El intelecto del hombre,

Con toda su experiencia;

Y desde luego la ciencia,

Van a conducir su vida.

Que sea la merecida

¡Se lo dirá su conciencia!

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario