Dec 18, 2010

En cleta, ticos regresan satisfechos de Suramérica

101_1163_large

Por Adriana Vargas

La tarde de este sábado, los costarricenses Laura Ávila y Wagner Calderón regresaron al país después de haber recorrido treinta y seis mil kilómetros en bicicleta. “Suramérica en cleta” fue el nombre que le pusieron a su aventura, la cual inició hace veinte meses. Ellos partieron hacia Suramérica, en mayo del año 2009, con la esperanza de convencer a muchos de que aún es posible salvar nuestro planeta. La pareja llegó a las ocho de la mañana a la zona de Puriscal y la travesía culminó en el parque metropolitano La sabana, esto minutos antes de las dos y media de la tarde. Algunos de sus familiares y amigos decidieron esperarlos en Puriscal y venirse pedaleando con ellos o viajando en automóvil desde ese lugar. Por otra parte, otros prefirieron reencontrarlos en La sabana.


El recibimiento de los muchachos fue muy ameno, ya que sus allegados no dejaban de abrazarlos y de hacerles preguntas sobre las aventuras que vivieron. Debido a esto, Laura comentó que los países donde se les presentaron más dificultades fueron Ecuador y Perú. Además, mencionó que prefirieron visitar Las amazonas y no Venezuela. Pero después de todo su esfuerzo por cumplir el objetivo de luchar por cuidar el planeta, porsupuesto existe un gran aprendizaje; el cual es narrado por ella  en el siguiente video:


Wagner también quiso compartir su experiencia y lo que aprendió durante este viaje a Suramérica en “cleta”. Comentó que lo mejor del viaje fue descubrir que aún existen personas que practican valores como la solidaridad, ya que ese valor es muy importante porque vivimos en sociedades donde la indiferencia es como un cáncer. Wagner comparó las ciudades grandes con fábricas donde los humanos actuamos como máquinas. Debido a lo anterior, se siente satisfecho porque descubrió que no en todos los lugares ocurre lo mismo, ya que hubo muchas personas que les brindaron apoyo y les devolvieron la esperanza.


La llegada de la pareja a Costa Rica fue muy emocionante tanto para sus allegados como para sus mascotas. Los perritos Toto y Pava, ambos mascotas de Laura, la recibieron con gran alegría y no querían alejarse de ella. Además, Laura y Wagner trajeron una nueva mascota desde Brasil: un pequeño gatito llamado Pedal. Por otra parte, no se puede dejar de lado a Rosendo, el caballito de palo que los acompañó durante todo el recorrido.


El haber llegado a Costa Rica no significa el fin de la aventura de los costarricenses; según Laura y Wagner, este es apenas el principio de su aventura. Ellos esperan seguir contando con el apoyo del pueblo costarricense y los invitan a visitar su sitio web, donde publican fotografías y escriben lo que viven durante su travesía.


Así que lo único que queda por decir es: “Salva al planeta, anda en bicicleta”

Comentarios

    Feliz de que hayan regrsado bien al país. Los quiero mucho!!! :D

    muy orgullosa de los dos. esperamos que su esfuerzo dejo gran conciencia entre todos los humanos que los recibieron, de que debemos salvar al planeta y nuestros animales. te felicito por la nueva mascota que de seguro fue un rescate. mil besos los quiere tia lilli. muuuuaaaa.

Añadir comentario