Mar 26, 2013

Fuerza Pública en pie de lucha para salvar Caño Negro

 

• Humedal es uno de los sitios Ramsar más importantes del país y del mundo.

• Metidos en el lodo hasta la cintura y bajo un sol abrazador, policías patrullan humedal por agua y tierra en esta Semana Santa.

• Autoridades buscan frenar matanzas de caimanes y pesca con trasmallos, entre otras amenazas presentes en el refugio.

 Como todos los años, la zona norte es escenario esta Semana Santa de una serie de operativos que realiza la Fuerza Pública, mediante su Policía de Fronteras, debido al alto tránsito de personas que buscan salir o entrar al país, así como otras que pretenden visitar los diversos sitios turísticos de la región.

 Es por tal razón que, según lo declarado por el director de la Policía de Fronteras de la zona norte, comisionado Allan Obando, los operativos comprenden la realización de controles de carreteras, abordajes de personas, revisión de vehículos, así como patrullajes en los ríos y  carreteras de la zona.

 De esta forma no solo se realiza un efectivo control migratorio, sino que también se combate el narcotráfico y otros delitos, además de frenar la extracción, tráfico y comercialización ilegal de especies protegidas de esta región.

 Policías enfocan gran parte de sus esfuerzos en Caño Negro

 Entre tantos operativos que realiza la Fuerza Pública en el norte del país, hay uno que durante esta época se centra en proteger el Refugio Nacional de Vida Silvestre Caño Negro, dada su trascendencia desde el punto de vista ambiental, turístico, social y económico tanto para la zona norte como para el país.

 Es por ello que oficiales de la Fuerza Pública, al lado de ambientalistas, empresarios,  guardaparques y vecinos del cantón de Los Chiles, unen sus fuerzas para evitar la destrucción de la biodiversidad que encierra Caño Negro.

 El reto de conservar este humedal, protegido por la Convención Internacional Ramsar, si bien es una ardua tarea durante todo el año, la lucha se hace aún mayor durante esta temporada, pues con la llegada de la Semana Santa se acrecientan los problemas en el refugio, debido a las prácticas insostenibles por parte de algunos turistas y lugareños.

 Así, por ejemplo, algunos visitantes contaminan el refugio al arrojar todo tipo de desechos en las orillas y aún dentro del agua de ríos y lagunas.

 Policías pretenden evitar matanzas de caimanes

 Otro de los problemas que busca controlar la Fuerza Pública durante esta Semana Santa es la matanza de caimanes, pues algunos inescrupulosos que ingresan al refugio lo hacen con el único fin de cazar estos reptiles.

 En días previos a la Semana Mayor, efectivos policiales que patrullaban la laguna principal de Caño Negro localizaron varios caimanes con partes de su cuerpo mutiladas, y en algunos casos,  varios ejemplares en estado de descomposición, ya que les habían cortado su cola con el fin de consumirla.

 Esta práctica, además de ilegal, reviste gran crueldad, pues los citados reptiles quedan durante algún tiempo agonizando en el agua, ya que los cazadores aprovechan la pasividad de estos animales en el momento en que toman el sol para acercárseles en embarcaciones y, de un machetazo, cercenarles su cola.

 Además, otras personas utilizan artes de pesca no permitidas como el trasmallo, las cuales son altamente destructivas de especies de peces como el Gaspar, con respecto al cual rige una veda que busca evitar su pesca mediante cualquier técnica desde el presente mes de marzo y hasta el 31 de agosto. 

 Aunque el caimán y el pez Gaspar son tan solo algunos de los animales más amenazados de este refugio, la labor de la Fuerza Pública también se centra en proteger muchas otras formas de vida que encuentran su hogar en las casi 10 mil hectáreas que comprende Caño Negro.

 Policías enfrentan todo tipo de inclemencias para conservar Caño Negro

 Aparte de las funciones que le son propias en el resguardo del orden público y la seguridad ciudadana, los miembros de la Policía de Fronteras del norte del país no escatiman esfuerzos para conservar uno de los mayores tesoros ambientales del país.

 De esta manera, con sus patrullajes por ríos, lagunas y pantanos, ya sea en lancha o a pie, de día o de noche, con el agua y el lodo hasta la cintura durante días enteros, o bajo el abrazador sol de la época seca, los efectivos policiales ayudan a preservar 307 especies de aves migratorias y residentes.

 La abnegada labor policial, junto a guardaparques y ambientalistas,  también contribuye a que Caño Negro siga siendo un santuario para 160 especies de mamíferos, así como muchos otras de reptiles y peces.

 Es por ello que las autoridades del Ministerio de Seguridad hacen un llamado a la ciudadanía para que, si visitan Caño Negro, sean respetuosos de este frágil ecosistema y lo disfruten de una forma sostenible, ya que tenemos el deber de preservarlo para heredárselo a las futuras generaciones. Jesús Ureña M, 2586-4390 y 8812-9169

 *** Se adjunta audio del comisionado Allan Obando, jefe de la Policía de Fronteras de la Zona Norte. Ya se les envió fotografías, así como videos a los medios de TV mediante el FTP, en caso de que no les haya llegado dicho material comuníquense con Guillermo Solano al 8318-9062  ***